Reprueba Héctor Astudillo lesiones contra la mujer policía que vigilaba el Congreso

Chilpancingo, Guerrero, 28 de octubre del 2015.- El gobernador Héctor Astudillo Flores sostuvo que no se puede olvidar lo que aconteció en septiembre del año pasado en Iguala con los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, al tiempo que reprobó los actos vandálicos registrados el martes en Chilpancingo por parte de un grupo de encapuchados, en los que resultó lesionada una mujer de la Policía Estatal que resguardaba el Congreso del Estado.

En ese sentido, el gobernador reiteró en su llamado a buscar los medios y mecanismos para que las condiciones en la entidad cambien.

“Lamenté mucho lo que sucedió en Iguala hace más de 13 meses, pero también lamenté mucho que se lastimara a una mujer policía cuando le aventaron una serie de artefactos muy peligrosos a los policías que estaban resguardando el Congreso del Estado”, enfatizó.

“Lo primero que tenemos que hacer es entender que en este estado todos nos merecemos tener una tierra en mejores condiciones, diferentes a las que hemos tenido en los últimos meses”, dijo Astudillo Flores ante los asistentes a la toma de protesta de la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo Elizundia y los integrantes del Patronato.

Por ello, Astudillo Flores hizo un llamado a una nueva etapa que limite que alguien piense que tiene derecho a hacerle daño a terceros.

“Nadie tuvo derecho de hacerle daño a los desaparecidos de Iguala y a las personas que fallecieron, dos de Chilpancingo, un jovencito menor de 15 años y un chofer de un camión. Pero nadie tiene derecho a lastimar a una mujer policía, por el simple hecho de que está resguardando el Congreso del Estado”, agregó.

Junto con su esposa Mercedes Calvo, el gobernador Héctor Astudillo entregó un reconocimiento al policía ministerial, José Guadalupe Ramírez Infante, quien resultó lesionado por un proyectil de arma de fuego, junto con otro agente, durante el ataque ocurrido en Acapulco en el que perdió la vida el señor José Luis Mojica Zavaleta, quien cruzaba por el lugar de los hechos.