Reducir la mortalidad materna e infantil, prioridad en salud

 

  • Se reinstala el Comité Estatal de Prevención, Estudio y Seguimiento

Acapulco, Gro, a 20 de septiembre de 2016.- El secretario de Salud, Carlos De la Peña Pinos, presidió la ceremonia de reinstalación del  Comité Estatal de Prevención, Estudio y Seguimiento de la Morbilidad y Mortalidad Materna y  Perinatal, cuyo objetivo es contribuir a la prevención y reducción de este problema de salud, así como identificar, de forma precisa, sus causas, factores predisponentes y precipitantes.

En representación del gobernador, Héctor Astudillo Flores, explicó que el Programa de Salud Materna y Perinatal es el instrumento de la política nacional de salud que se implementa en Guerrero, con el fin de avanzar en el cumplimiento de los dos de ocho Objetivos de las Metas del Milenio, los cuales el gobierno de México hizo suyos al  adoptar la Declaración correspondiente en el año 2000, junto con 189 países más, los cuales son  la disminución de la mortalidad materna y la mortalidad infantil.

De la Peña Pintos informó que desde enero hasta la primera semana de septiembre de 2016, se tenían registradas en el país un total de 529 muertes maternas, de las cuales 26 se presentaron en Guerrero, por lo que esta entidad ocupa el séptimo lugar a nivel nacional en esta materia. Asimismo, en los hospitales y centros de salud de la Secretaría de Salud, se presentaron 16 muertes; en el IMSS una, en el ISSSTE, otra; las siete restantes no recibieron atención.

No obstante, indicó, la razón de muertes maternas presenta un descenso considerable desde 2011, así como la tasa de mortalidad neonatal que también ha presentado una decrecimiento de 7.21 en 2013 a 5.5 en 2015.

Sin embargo, dijo, se requieren estrategias efectivas para la reducción de la mortalidad materna y perinatal, ante lo cual destacó la creación y funcionamiento sistemático de los comités, como el que hoy se reinstala, que han resultado eficientes para esta tarea.

Reconoció que se siguen enfrentando retos especialmente si se toma en cuenta que la mayoría de los daños obstétricos y los riesgos a la salud de la mujer y del recién nacido pueden prevenirse si se detectan y tratan con oportunidad.

Agregó que la implementación de los comités ha permitido disminuir el subregistro, precisar la causalidad, así como formular análisis clínicos y epidemiológicos, que coadyuven al desarrollo de acciones al interior de cada institución para mejorar la calidad de la atención obstétrica ambulatoria y hospitalaria y disminuir la mortalidad materna.

Los principales beneficios de este Comité serán los siguientes: coordinación estatal interinstitucional e institucional (epidemiología, salud materna y área de informativa y sistemas); mayor precisión en la identificación de factores que determinan la muerte materna; mayor oportunidad en la notificación, envío de la información y en la rectificación o ratificación de la muerte materna, así como en la operación interinstitucional de acciones y de estrategias sectoriales (planificación familiar, identificación y manejo de riesgos obstétricos, red de atención a la emergencia obstétrica, monitoreo de acciones), entre otras.

REDUCIR LA MORTALIDAD MATERNA E INFANTIL, PRIORIDAD EN SALUD