Se monitorea permanentemente la Bahía de Acapulco para detectar posibles riesgos a la salud

Chilpancingo, Gro., 12 de octubre de 2016.- La Secretaría de Salud informa que de acuerdo con los monitoreos de agua de mar realizados de manera cotidiana a través de la Subsecretaría de Regulación, Control y Fomento Sanitario, en el marco del “Proyecto Marea Roja”, se ha detectado desde el pasado 5 de octubre de este año la presencia de la microalga Cochlodinium polykricoides, determinando que ello no produce ningún tipo de toxina que ponga en riesgo la salud pública.

Dichos monitoreos se llevaron a cabo al detectarse manchas visibles de marea roja en la Bahía de Acapulco, con el respaldo del Laboratorio Estatal de Salud Pública “Dr. Galo Soberón y Parra.

Se aclara que se pueden consumir, con toda seguridad, pescados (siempre y cuando no se capturen en la superficie del mar o que se encuentren en estado de descomposición o moribundos), así como pulpo, camarón, langosta, langostino y caracol.

Como parte de la vigilancia sanitaria, se continuará con los monitoreos correspondientes para prevenir a la población contra riesgos a la salud, e informando puntualmente al respecto.