La Secretaría de Salud reforzará acciones de detección de cáncer de mama en el mes de octubre

 

Chilpancingo, Gro. 04 de octubre del 2017.- La Secretaría de Salud cuenta con 10 unidades médicas equipadas con mastógrafo, distribuidas en las siete regiones del estado, así como dos Unidades Móviles de Mastografía para recorridos itinerantes, para reforzar la campaña de detección de cáncer de mama durante octubre; mes de Lucha contra el Cáncer de la Mujer.

Estos equipos para realizar estudios radiológicos de la mama para la detección de diferentes lesiones de este órgano, están ubicados en los Hospitales Generales de Taxco, Iguala, Chilpancingo, Tlapa, Zihuatanejo, Ometepec, Acapulco y el de ciudad Renacimiento, así como en el Hospital de la Madre y el Niño de Chilpancingo y en la Clínica de la Mujer de Atoyac. A su vez se cuenta con dos unidades móviles itinerantes que recorren aquellos municipios de baja cobertura.

Así lo anunció Nancy Karina Martínez Osorio, responsable del Programa Estatal de Cáncer de la Mujer, quien también informó que todas las mujeres mayores de 40 y hasta 69 años de edad pueden acudir a alguna de las unidades antes mencionadas para realizarse su toma de mastografía, la cual es totalmente gratuita.

De manera complementaria dijo que en las unidades de salud también se realizarán  estudios de papanicolaou a mujeres de entre 25 a 35 años de edad, detección de papiloma virus a través de PCR a mujeres de 35 a 64 años, exploración de mamas a mujeres de 25 a 39 años, así como la realización de ultrasonidos complementarios.

La responsable del programa reiteró que la detección temprana sigue siendo la piedra angular de la lucha contra el cáncer en la mujer, ya que cuando se detecta oportunamente se establece un diagnóstico y se dispone de un tratamiento con altas posibilidades de curación, por lo que invitó a las féminas a acudir a su unidad de salud más cercana para recibir la atención correspondiente.

Asimismo hizo un exhorto para que toda mujer se realice la autoexploración “#DateUnaMano” a partir de los 20 años de edad, y se practique los exámenes clínicos anualmente al cumplir los 25, así como el estudio de mastografía cada dos años en mujeres mayores de 40 años de edad.

También recomendó implementar estilos de vida saludables; mantener un peso adecuado;  seguir una dieta baja en carbohidratos, en grasas trasn y de origen animal;  incrementar el consumo de frutas y verduras;  practicar ejercicio como mínimo 30 minutos al día y disminuir el consumo de alcohol y tabaco. Estas conductas son favorables a la salud y disminuyen el riesgo de desarrollo de cáncer de mama, finalizó.