Casi lleno total en la zona Dorada de Acapulco, está al 98.8%, Taxco al 99.6% e Ixtapa al 91.3%

• Guerrero de los destinos preferidos por el visitante nacional y extranjeros; se espera que en los próximos días aumente el flujo de paseantes

Acapulco, Gro., 22 de julio de 2018.- Con buenas cifras de ocupación, la temporada de vacaciones de verano va en ascenso, registrando un promedio general del 92.6 por ciento en los destinos turísticos de Guerrero.
De acuerdo con la Secretaría de Turismo estatal, el flujo de visitantes a los diversos sitios de recreación del estado disparó la ocupación de cuartos de hotel en las diferentes zonas de Acapulco: en el área Dorada se ubicó al 98.8%, mientras que en la Diamante se fijó al 88% y en la Náutica al 84.7, dando un índices general tan sólo en el puerto del 93.9 por ciento.
En el municipio de Azueta, Ixtapa tiene una ocupación hotelera del 91.3% y Zihuatanejo al 69.1%, ubicando este binomio en el 88.4% de promedio global. Mientras tanto, la ciudad platera, Taxco con una ocupación de cuartos del 99.6 por ciento.
Hay que destacar el buen clima que prevalece en Guerrero y a lo cálido de sus aguas en la zona costera, pero además a la diversificación de sus atractivos que ofrece al paseante, como son: El turismo de aventura, vivir la experiencia en la tirolesa más larga sobre el mar, sus lugares naturales con que cuenta, incluyendo en estos la laguna en Pie de la Cuesta, Barra Vieja o Tres Palos.
De igual manera, sus museos como el del Fuerte de San Diego y en este mismo perímetro el de Las Máscaras, el Naval y el de Las Siete Regiones, o visitar los petrograbados de Palma Sola.
Y a los que son amantes de la cocina tradicional guerrerense, el visitantes podrá degustar el pozole blanco o verde, así como los variados platillos del estado. La gastronomía de la entidad es una de las más ricas.
La Secretaría de Turísmo en el estado solamente recomienda a los vacacionistas respeten los avisos en las zonas de playa y los avisos que hacen las diversas dependencias del estado, sobre todo en este momento en que el fenómeno natural del Mar de Fondo hacen que se tomen precauciones para los bañistas y prácticas de los deportes acuáticos.