“Ni perdón ni olvido”, en el tema del caso Iguala, los Avispones y los 43 normalistas de Ayotzinapa: Héctor Astudillo

* Acude el gobernador al quinto aniversario luctuoso de Josué García y Víctor Lugo, futbolista y chofer del equipo de fútbol Avispones

* Familiares, integrantes del club y directivos, agradecieron la solidaridad y apoyo del Ejecutivo estatal, desde el día que ocurrieron los hechos en Iguala

CHILPANCINGO.- Durante un sentido homenaje por el quinto aniversario luctuoso de los acontecimientos en que fallecieran, el joven jugador del equipo Avispones de Chilpancingo, David Josué García Evangelista y de Víctor Lugo Ortiz, chofer del autobús del equipo de fútbol de Tercera División profesional, sus familiares e integrantes del club, reconocieron la solidaridad del gobernador, Héctor Astudillo Flores, tras los hechos ocurridos la noche del 26 de septiembre del 2014.

En el homenaje, en la primera intervención a cargo de Pedro Rentería Lujano, exdirector de los Avispones, refirió que tras cinco años de estos lamentables hechos, la presencia del Ejecutivo guerrerense y su gabinete los hacían sentir fortalecidos y arropados por la administración estatal.

En la ceremonia, hicieron uso de la palabra Miguel Ángel Ríos Smith, quien sobrevivió a estos hechos, Yaneli Lucía Lugo Lorenzo, hija del chofer del autobús de los Avispones y culminó Roberta Evangelista Hernández, madre del joven futbolista David Josué, quien relató algunos momentos de ese día, al tiempo que agradeció el apoyo y respaldo del gobernador Héctor Astudillo, quien fungía como diputado local y del titular de Sedesol, Mario Moreno Arcos, entonces alcalde de esta capital.

En su discurso, la señora Roberta Evangelista pidió justicia para quienes sufrieron pérdidas humanas ese día y agregó: “Señor gobernador, agradecemos ese apoyo que hemos tenido de usted y entendemos que no está en sus manos la procuración de justicia, pero si queremos que sea portavoz  en instancias federales de la impotencia que sentimos por no haber avances en las investigaciones”.

La madre del futbolista, indicó que “seguimos exigiendo que Avispones no sea un caso olvidado, que nos tomen en cuenta también, yo sé que lo que lo pasó con los normalistas también es doloroso, me imagino la desesperación padres, quienes buscan a sus hijos y no saben nada de ellos”.

Por su parte, en su mensaje, el gobernador Héctor Astudillo Flores, hizo una remembranza de esa noche. “Me reportaron lo que estaba pasando en Iguala, siendo honesto no imaginaba el tamaño de la agresión”. Añadiendo que al otro día, al conocer la magnitud, operé para colaborar y que se presentara con vida a los 43 normalistas, para después en tribuna del Congreso, siendo diputado local, expresar la indignación que causaba el hecho a muchos guerrerenses.

“Quiero comentarles a ustedes que en aquellas intervenciones que tuve en el Congreso, yo manifesté la frase ni perdón ni olvido, con todo lo que conlleva esto, lo sigo pensando, haciendo un llamado a todos aquellos que están involucrados en el caso a  colaborar, ayudar y aportar para saber exactamente qué pasó esa noche del 26 de septiembre”.

El mandatario estatal destacó que el caso Iguala es un acontecimiento que “nos sigue doliendo y nos sigue sacudiendo”, al tiempo que precisos que mientras no se sepa que sucedió ese día y las impresiones que han generado todas las investigaciones, este hecho seguirá doliendo, pues no ha sanado la herida.

Astudillo Flores, señaló que todas las familias hoy están de luto, “pero Guerrero está de luto, México está de luto y lo que tenemos que hacer es seguir exigiendo que haya justicia”.

Posteriormente, en el acto luctuoso se hizo el pase de lista de los jugadores del plantel de Avispones de la Temporada 2014-15, que fueron testigos y sufrieron daños en ese momento.

Tras este evento, el gobernador, los  jugadores del plantel de Avispones de la Temporada 2014-15, padres de familia, funcionarios públicos y amigos de David Josué García Evangelista (zurdito) y Víctor Manuel Lugo Ortiz, realizaron una guardia de honor y posteriormente, los jóvenes deportistas le obsequiaron al mandatario estatal un jersey deportivo de los Avispones.