POSICIONAMIENTO

La dolorosa desaparición de los 43 jóvenes de la normal rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos” en 2014, es un hecho que llenó de luto al estado de Guerrero, es el acontecimiento más lamentable por el que hemos pasado las y los guerrerenses en los últimos años, suceso que conmocionó a la sociedad y que no nos permite descansar hasta conocer la verdad.

El Gobierno del Estado de Guerrero expresa su inconformidad con respecto a la liberación de uno de los procesados por la desaparición de los jóvenes estudiantes. Nos manifestamos respetuosos de las decisiones del Poder Judicial de la Federación pero no estamos de acuerdo con la liberación de Gildardo “N” o “Cabo Gil”, persona implicada en este doloroso caso que a la fecha sigue consternando a la sociedad de todo el país.

El Gobernador del Estado ha mostrado su solidaridad en todo momento tanto a las familias de los 43 jóvenes como a los mismos estudiantes de la escuela normal rural “Raúl Isidro Burgos”. Durante su desempeño como Diputado Local, fijó una postura firme para exigir el esclarecimiento de estos lastimosos hechos. Hoy, como gobernador y como guerrerense, reprueba que una de las personas señaladas que podrían responder por estos hechos sea liberada.

El Gobernador se suma a las voces que claman justicia y a su vez, solicita atentamente al Poder Judicial de la Federación dar la debida atención al proceso de valoración de pruebas para que en esta ruta no existan liberaciones.

El Gobierno del Estado hace un exhorto a la Fiscalía General de la República para que interponga los recursos legales pertinentes a efecto de hacer justicia a la sociedad guerrerense y a las familias de los 43 jóvenes.

La liberación de Gildardo “N” o alias “Cabo Gil” no proporciona certeza sobre la impartición de justicia a la sociedad, así como tampoco abona para brindar tranquilidad a las familias que esperan respuestas emanadas de las nuevas investigaciones.

 

Chilpancingo, Gro., 3 de septiembre de 2019.

 

Chilpancingo, Gro., 3 de septiembre de 2019.