Guerrero lleva música y bailes de la Tierra Caliente al 47 Festival Internacional Cervantino

• Se presentan los Diablos Cuijleños, pieza tradicional guerrerense que se origina tras la rebelión de esclavos africanos contra sus amos españoles

• Las agrupaciones Break the Folk de Guerrero y Nomadic Massive de Canadá, presentan música urbana de “hip hop”

GUANAJUATO, 13 de octubre de 2019.- Con apoyo del gobernador Héctor Astudillo Flores a través de la Secretaría de Cultura, el estado de Guerrero participa como invitado del 47 Festival Internacional Cervantino (FIC) una de las fiestas culturales más grandes e importantes de América Latina, de acuerdo con datos de los organizadores, en 2018 acudieron más de 360 mil personas a disfrutar de las actividades que se exponen, y este año se espera incrementar ese número.
Guerrero, presenta en el FIC una gran variedad de propuestas artísticas que muestran al mundo la cultura y tradiciones de nuestro estado en un escenario denominado Plaza Guerrero, ubicado en la Plaza “San Fernando”, en el Centro de Guanajuato.
Para iniciar las actividades del día se presentó en la Ex Hacienda de San Gabriel y por la noche en La Plaza Guerrero, a la Orquesta Tradicional Calentana “Paul Anastasio” que ofreció al público del Cervantino la música de la región de la Tierra Caliente.
Esta agrupación es originaria de Arcelia, Guerrero, interpreta sones, polkas, tangos y valses de compositores mexicanos de profundo arraigo, bajo la dirección de Hernán Nava Velázquez, los músicos de la orquesta hicieron sonar instrumentos como la tamborita, el violín y la guitarra para mostrar que las nuevas generaciones guerrerenses mantienen vivas sus tradiciones.
Por la tarde, en la Plaza Guerrero el escenario dio paso para recibir a la agrupación Alma Suriana, la cual es originaria de la comunidad de Arcelia, Guerrero, misma que presentó temas tradicionales de esta región como “La tortolita”, “La rabia”, “La gallina” y “El tecolotito”, entre otros.
Alma Suriana, es una grupo musical calentano que con su música y baile realzan su orgullo identitario al ritmo de la tamborita de parota y la tambora de viento que hacen evocar el sabor único del pan, portar el sombrero calentano, admirar la belleza de sus mujeres, escuchar el sonido del violín en los sones calentanos, el zapateado y la singular forma de habla.
Para finalizar, las actividades el FIC presentó en el escenario de Los Pastitos, la fusión de raíces culturales y musicales de las propuestas Break the Folk, la agrupación canadiense Nomadic Massive y la Danza de los Diablos esto en una fusión de hip hop.
Break the Folk y Nomadic Massive de Canadá, son dos proyectos que a pesar de ser de diferentes países, se caracterizan por que a través del hip hop buscan mostrar la interculturalidad de cada una de sus naciones.
Break the Folk es un proyecto creado y liderado por Víctor Omar Sierra García, Break the Folk, fusiona el folclor de los ritmos y las danzas tradicionales del estado de Guerrero con la fuerza y electricidad del breakdancing moderno.
En su presentación mostraron un espectáculo acompañado por la danza de los Diablos Cuijleños, una pieza tradicional guerrerense que se originó cuando los esclavos africanos se revelaron ante sus amos españoles —los participantes van vestidos de negro y llevan una máscara hecha de crines de caballo y cuernos de venado mientras hacen una danza intimidante—. Sus actuaciones se combinaron con la música de dj de breaking para dar lugar a un nuevo estilo de baile.