Humberto Ochoa Campos es ejemplo del buen trato que se le debe dar a los guerrerenses que menos tienen: Héctor Astudillo

* Rinde homenaje el gobierno de Guerrero al periodista, escritor y poeta a los cien años de su nacimiento

* El gobernador expresó que recordar a Humberto Ochoa es reconocer al pionero del periodismo en nuestra entidad

CHILPANCINGO.- “A cien años de su nacimiento nos reunimos este día para recordar al escritor, periodista, cuentista, ensayista y poeta, don Humberto Ochoa Campos, que es ejemplo del trato correcto que se le debe dar a las y los guerrerenses, principalmente a los que menos tienen”, manifestó el gobernador Héctor Astudillo Flores durante el homenaje que rindió su gobierno a este ilustre personaje.

En el vestíbulo del Auditorio Sentimientos de la Nación, acompañado de su esposa, la presidenta del DIF Guerrero, Mercedes Calvo, así como de los hijos del destacado escritor, Astudillo Flores apuntó que como ensayista se le deben investigaciones históricas y sociológicas que ahondan en los problemas políticos de México.

Recordó que fue autor de “El brazo derecho: Tata Guido”, escrito sobre el caudillo de la Independencia, Hermenegildo Galeana, que fue publicado por la Secretaría de Educación Pública en 1967, mientras que en su faceta de escritor, en su primer libro de cuentos “Al fin mundo ay te quedas”, editado en 1960, describe el mundo caótico de la burocracia, a partir del caso de un hombre acusado erróneamente de un crimen y su enfrentamiento con el aparato judicial.

Otra de las publicaciones al que hizo mención el gobernado fue “El tigre emplumado”, aparecido en 1962, que reúne la historia de tres generaciones representadas por la efigie de un tigre emplumado, que era el símbolo de la lucha por la libertad. La trama se desarrolla en Guerrero y relata la superación económica y cultural de la clase popular mexicana.

Mientras que en “La mensa”, en 1964, don Humberto describe el ambiente de magia, misterio y folklore de Guerrero a través de letanías, diálogos, voces colectivas, lenguaje popular y monólogos que dan a conocer a la protagonista, una mujer loca, sorda y tartamuda que aprende a expresarse a través del movimiento de sus ojos, y a interpretar en los gestos y en la mirada de la gente los más íntimos sentimientos.

Resaltó que como periodista y poeta difundió sus poemas en la radioemisora XEUQ, “La voz de Zihuatanejo”, en el programa nocturno “El diario minuto romántico” y escribió “Tres campanas”. La lucha por un principio, además, con sensibilidad, supo describir los sucesos ocurridos en diciembre de 1960, en su “Corrido a Chilpancingo”.

Entre sus hazañas también destacan la creación del semanario El Güero Sol y posteriormente la fundación del Diario de Guerrero.

“Recordar a Humberto Ochoa Campos, es reconocer al pionero del periodismo en nuestra entidad y del desarrollo y modernización de las artes gráficas en Chilpancingo, don Humberto partió el 26 de noviembre de 1969 en Zihuatanejo, y, como todos los años, hoy lo recordamos con respeto, admiración y cariño, en este centenario de su natalicio”, apuntó Astudillo Flores.

En su intervención, el secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame Florencio, habló de la obra literaria de Humberto Ochoa, de quien, asegura, se caracterizó por transmitir estilo y emociones a través de sus textos.

Comentó que el nombre de Humberto Ochoa está en el catálogo de escritores de la Universidad Nacional Autónoma de México, que fue un reconocimiento a su literatura, “por eso hoy celebramos con júbilo los cien años de este escritor”.

Se pronunció a favor mantener esta dinámica del gobierno de Héctor Astudillo para estar publicando obras, textos, cuentos, novelas, ensayos que contribuyen a tener un mejor desarrollo humanístico.

Ante los exalcaldes de Chilpancingo, José Luis Peralta Lobato y Efrén Levya Acevedo, Luz María Ochoa, habló de la vida de su padre Humberto Ochoa, a quien calificó como un hombre generoso, bondadoso y un padre de familia que se preocupó por el bienestar de sus cuatro hijos.

Añadió que fue un padre que les inculcó valores como la unión familiar, la solidaridad y ayuda mutua, además era una persona multifacética, que le gustaban los libros y la bohemia.

En tanto que el cronista de Chilpancingo Héctor Contreras Organista fue el encargado de hablar de la faceta de periodista de este Ochoa Campos, que mostró pasión por este oficio, a tal grado de convertirse en el creador de los suplementos dominicales del periódico Excélsior y a los 26 años de edad, lanzó a la circulación el semanario “El güero sol” y posteriormente fundó el Diario de Guerrero.

Antonio Ochoa Leyva, otro de los hijos del escritor, agradeció al gobernador Héctor Astudillo Flores y a la Secretaría General de Gobierno por este homenaje que reconoce el legado que heredó don Humberto Ochoa a la cultura guerrerense.

En esta ceremonia también estuvieron el secretario de Cultura, Mauricio Leyva Castrejón y familiares cercanos del escritor.