Conservación y Distribución del Jaguar en Guerrero

El Jaguar

988418_645684395514450_8716020882264793585_n1-392x320El jaguar es el felino de mayor tamaño en América y el tercero en el mundo (después del león y el tigre), el color de la piel varía de amarillo pálido a café rojizo y cambia a blanco en el pecho y en la parte interna de las extremidades. En todo el cuerpo tiene manchas negras, que en los costados cambian en rosetas, dentro de estas puede haber una o más manchas pequeñas.

Las medidas corporales del jaguar cambian con respecto a la variación geográfica, en Mesoamérica son más pequeños que en Sudamérica.

Tradicionalmente se reconocían ocho subespecies, desde el sur de Estados Unidos hasta el sur de Argentina; sin embargo, con base en una revisión extensa de variables craneales, concluyó que no hay diferencias significativas suficientes para considerar ocho subespecies.

Alimentación: El jaguar es un depredador oportunista que aprovecha las distintas presas disponibles y vulnerables en cada lugar particular. Se alimenta principalmente de pecarís, venados, monos, tapires, mapaches, tejones, armadillos, conejos y otros pequeños mamíferos, aves, peces, aún de cocodrilos, lagartijas, serpientes, tortugas y sus huevos e incluso de carroña.

Reproducción: La época de apareamiento del jaguar varía geográficamente, se han reportado crías en Sudamérica en los meses de junio, agosto, noviembre y diciembre; sin embargo, en áreas con marcada estacionalidad, las crías nacen frecuentemente en la época en que el alimento es abundante. En diversas partes del sur (incluido Guerrero) y sureste de México los campesinos señalan los meses de diciembre y enero como la época de apareamiento del “jaguar”.

Comportamiento: Es casi exclusivamente nocturno. Son solitarios y territoriales, encontrándose más frecuentemente en las selvas que bordean los grandes ríos o manglares, las hembras adultas tienen ámbitos hogareños cuya extensión es una tercera parte de la de los machos. Habita en bosques tropicales densos, bosques lluviosos y espinosos, bosques de montaña, de pino-encino, tropicales perennifolios, caducifolios y subcaducifolios, así como zonas pantanosas y manglares. Desde el nivel del mar hasta los 1,000 msnm.

Distribución: El área de distribución histórica del jaguar abarcaba desde el suroeste de Estados Unidos hasta el sur de Argentina, pero debido a la destrucción de su hábitat y la cacería provocada por la demanda de su hermosa piel, en la actualidad sólo se encuentra en el 33% de su distribución original. En México esta especie se localiza desde el sureste hasta el Río Bravo en el Golfo y en la Sierra Madre Occidental en la costa del Pacífico, hasta los límites con Belice y Guatemala.

En Guerrero a través de la SEMAREN se han impulsado estudios para determinar la presencia del felino en regiones donde el hábitat permite el desarrollo de la especie, sin embargo, la presencia del hombre y el efecto de sus actividades pone en duda la certeza de la especie.

Los jaguares son un elemento importante en los ecosistemas, ya que son especies clave, bandera y paraguas.

Amenazas: Las principales amenazas que causan la mortalidad del jaguar son: la destrucción y fragmentación del hábitat y la cacería ilegal para la venta de productos y subproductos de la especie.

El concepto de territorialidad de la especie implicaría que los ganaderos realicen prácticas como el encierro de chivas y vacas con lo cual, se evitaría daños al ecosistema por efecto del pastoreo, o bien, que dejen de invadir territorio jaguar.