Creación del Seguro Popular.

Con el principio explícito en el artículo cuarto Constitucional donde se garantiza el derecho a la salud que tenemos todos los mexicanos, el gobierno puso en marcha en 2001 un programa piloto denominado Salud para Todos, el cual inició operación en cinco entidades federativas: Aguascalientes, Campeche, Colima, Jalisco y Tabasco; para 2002, 14 entidades más habían aceptado ofrecer servicios de salud bajo este programa, teniendo una afiliación de un total de 295 mil 513 familias. Aunado al objetivo de fungir como programa piloto, el Seguro Popular de Salud respondió al menos a tres grandes objetivos fundamentales:

1. Brindar protección financiera a la población que carece de seguridad social a través de la opción de aseguramiento público en materia de salud.

2. Crear una cultura de prepago en los beneficiarios del Sistema de Protección en Salud.

3. Disminuir el número de familias que se empobrecen anualmente al enfrentar gastos de salud.

Mediante publicación en el Diario Oficial de la Federación de fecha 15 de mayo de 2003, se adiciona un Titulo Tercero Bis a la Ley General de Salud denominado “De la Protección Social en Salud” compéndienlo los artículos 77 Bis 1 al 77 Bis 41 y con tal reforma el seguro popular dejó de ser un programa gubernamental y se convirtió en ley.

Para 2004 fue sustituido por el Catálogo de Servicios Esenciales de Salud (CASES), que incrementó a 91 intervenciones el servicio médico del Seguro Popular, con ello se estimó una cobertura del 90 por ciento de la atención médica registrada anualmente. En 2005 el CASES aumentó el número de intervenciones, pasando de 91 a 154. En el caso del listado de claves de medicamentos, asociados a estas intervenciones, se aumentó de 168 en 2004 y a 172 en 2005. Para 2006, el CASES, fue sustituido por el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES), que actualmente cubre 255 intervenciones médicas y 285 claves de medicamentos. La actual administración tiene como prioridad la cobertura universal de salud y establecer las condiciones para que todos los mexicanos tengan acceso efectivo a servicios de salud.

Al concluir el 2011, la cifra de beneficiarios aumentó a 51 millones 823 mil 314 familias en todo el país, es decir, en los 31 estados y el Distrito Federal.

El Seguro Popular opera bajo un esquema de financiamiento público conformado por una cuota social proveniente de las aportaciones solidarias federal y estatal, así como una cuota familiar, la cual se determina mediante la evaluación socioeconómica que se aplica a las familias interesadas en incorporarse al sistema y con base en éste se determina la ubicación de la familia de bajos ingresos. Como todo esquema de aseguramiento, el SPSS ofreció una serie de beneficios explícitos a los cuales el asegurado tuvo acceso en caso de padecer algún evento que lesionará su salud, siempre y cuando esté comprendido en la cobertura otorgada y sus derechos estuvieran vigentes. La operación y estimación de costos del Sistema de Protección Social en Salud (SPSS) fue regulada en un inicio por el Catálogo de Beneficios Médicos (CABEME) que establecía el servicio para 78 intervenciones diferentes, seleccionadas con base en su importancia epidemiológica, la demanda de atención y la capacidad instalada para proporcionar estos servicios.

Ante este reto, el 1º de diciembre de 2006 se puso en marcha el Seguro Médico Siglo XXI, el cual tiene como objetivo proteger eficazmente en salud a todos los niños mexicanos nacidos en territorio nacional menores de 5 años.

 

*Fuente: http://www.repssguerrero.gob.mx