Educación Secundaria

Al concluir sus estudios de educación primaria un alto porcentaje de egresados se inscribe en la escuela secundaria, que desde 1993, por mandato constitucional, es obligatoria. “La educación secundaria es el nivel que culmina la educación básica y contribuye a que el educando desarrolle competencias amplias para mejorar la manera de vivir y convivir en una sociedad cada vez más compleja. Las competencias implican un saber hacer (habilidades) con saber (conocimiento), así como la valoración de las consecuencias del impacto de ese hacer (valores y actitudes)”. (Concepto de la reforma de la educación secundaria).

Educación secundaria.

Educación secundaria.

A estos planteles, secundarias diurnas, generales y técnicas en sus turnos matutino y vespertino  ingresan alumnos menores de 15 años, inclusive niños de 11 años de edad; en cambio, en las escuelas telesecundarias, la secundaria abierta y en el programa de secundaria a distancia se inscriben alumnos de mayor edad y de cualquier estado civil.

Si consideramos que la mayoría de los alumnos que cursan este nivel educativo cuentan con edad que está comprendida entre los 11 y los 17 años afirmaremos que la educación secundaria está destinada fundamentalmente a los adolescente que viven esta etapa de su existencia, en la que no sólo se presentan notables cambios físicos, tanto en el varón como en la mujer, sino que también se fortalecen las facultades de juicio y de comprensión y el despertar por un interés hacia los caminos del conocimiento hasta entonces desconocido.

Este nivel educativo, que a escala nacional empezó a operar en 1926, con el impulso creador del maestro Moisés Sáenz Garza en la Ciudad de México, llegó a Guerrero el 15 de abril de 1932, durante el gobierno del general Adrián Castrejón.

En nuestra entidad la primera escuela secundaria empezó a funcionar en la ciudad de Chilapa con el nombre de la insigne revolucionaria Eucaria Apreza; en la actualidad se denomina José de San Martín, en memoria de este prócer argentino. Después se estableció la Escuela Secundaria Ignacio Manuel Altamirano, en 1937, en Teloloapan; el 29 de marzo de 1939 la escuela que ahora se llama Puerto Acapulco, precisamente en este destino turístico, y luego vendría la Secundaria Plan de Iguala, establecida en esa histórica ciudad el 10 de mayo de 1941.

Así, casi en forma ininterrumpida se ha ido extendiendo el número de planteles de educación secundaria por toda la geografía de Guerrero. (En el ciclo escolar 2007–2008 funcionaron 269 escuelas secundarias generales que atendieron a una población de 80 884 alumnos, con 3718 profesores). Algunos años después llegó a nuestra entidad la educación tecnológica y dentro de este contexto las escuelas secundarias técnicas, que inicialmente se denominaron industriales y agropecuarias. Asimismo, se establecieron los Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos y los Tecnológicos Regionales con el fin de preparar a los jóvenes dentro de este perfil del conocimiento, es decir, ofrecer una formación de nivel medio básico, medio superior y superior en el área técnica e industrial.

Escuela Secundaria Técnica Justo Sierra en el municipio de Cuajinicuilapa.

Escuela Secundaria Técnica Justo Sierra en el municipio de Cuajinicuilapa.

Se establecieron escuelas secundarias técnicas en Acapulco en 1957; Teloloapan, en 1960; Ciudad Altamirano, 1969; Huamuxtitlán, 1967, por citar algunas. En 1958, a nivel central, se creó la Subsecretaría de Enseñanza Técnica Superior y un año más tarde se estableció la Dirección General de Escuelas Secundarias Técnicas. En el ciclo escolar 2007–2008 funcionaron 291 secundarias técnicas, a las que asistieron 75 989 alumnos, atendidos por 2760 docentes.

En la década de los 80, y de acuerdo con los avances tecnológicos de la época, se estableció la escuela telesecundaria en nuestra entidad, que benefició de entrada a tres regiones: Tierra Caliente, Norte y Centro, con 41 planteles atendidos por el mismo número de profesores para beneficio de 1200 alumnos.

En la actualidad (curso 2008–2009) este servicio generoso se ha extendido de tal manera que beneficia a todas las regiones de la entidad y ha permitido el desarrollo de lo que se denomina Educación a Distancia, a través del empleo de la comunicación vía satélite; 46 184 alumnos son atendidos por 1800 profesores en 836 escuelas; hay 831 directivos y 68 inspectores.

Podemos concluir que esta modalidad de la educación secundaria es la que ha tenido mayor incremento por las condiciones favorables que en ella concurren y por el empleo de moderna tecnología. Por las especiales características tanto de la población trabajadora de las ciudades como la del medio rural se ha hecho necesario que tanto el INEA (Instituto Nacional para la Educación de los Adultos) como el CONAFE (Consejo Nacional de Fomento Educativo), así como los CEBA’s (Centros de Educación Básica para Adultos) también impartan educación secundaria a quienes no pudieron cursarla en condiciones normales.

Cabe mencionar que al decretarse la obligatoriedad de este servicio educativo en 1993 surgió como apoyo al incremento de alumnos de este nivel el programa Secundaria a Distancia para Adultos en enero de 2002, destinado a las personas mayores de 15 años que no iniciaron o no concluyeron sus estudios de este nivel cuando les correspondía.

Esta modalidad resulta atractiva porque el plan de estudios consta de dos niveles, divididos en ocho cursos, los que tienen una duración de 18 semanas cada uno, a cuyo término se debe acreditar el examen correspondiente; es decir, el plan de estudios se puede cubrir en un año y no es una copia de los planes de estudio de la secundaria formal. Al respecto comentaremos que en el año lectivo 2002–2003 egresó la primera generación de alumnos que cursaron sus estudios en esta modalidad de la educación secundaria. En el curso escolar 2007–2008, CONAFE operó 161 escuelas en todas las regiones del estado, que son atendidas por 161 docentes para beneficio de una población estimada de 3038 alumnos. Para coadyuvar a que los alumnos no abandonen sus estudios por falta de recursos el gobierno de Guerrero ha procurado incrementar sensiblemente el número de becas, así como proporcionar libros de texto gratuitos a los jóvenes que cursan este nivel educativo en sus tres grados.