Homenajes a Ignacio Manuel Altamirano

IMA1-280x320Homenaje a Ignacio Manuel Altamirano, UNAM, 1935; Homenaje a Ignacio Manuel Altamirano (1834–1893), Universidad Veracruzana, 1997;Ignacio Manuel Altamirano visto por altamiranistas, Chilpancingo, 2009, 590 pp.

Al cumplirse el centenario de su nacimiento, la UNAM reunió, en un ciclo de conferencias, a los más destacados expositores de la época. De ahí se integró un valioso volumen en 1935.

En el estado de Chiapas, el 16 de enero de 1933, por disposición del gobernador Victórico R. Grajales, el pueblo de San Carlos es elevado a la categoría de villa con el nombre de Villa Enríquez, en honor del exgobernador Raymundo Enríquez. El 25 de enero de 1935, el mismo gobernador Grajales le cambia el nombre por el de Villa Altamirano, para recordar al ilustre poeta de Tixtla; hoy, es un municipio que incluye 88 localidades, con una población aproximada de 26 000 habitantes y con cabecera en Altamirano.

El Gobierno del estado de Guerrero expidió el siguiente decreto: ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.– PODER EJECUTIVO DE GUERRERO.– El ciudadano General y Licenciado José Inocente Lugo, Gobernador Provisional Constitucional del Estado Libre y Soberano de Guerrero, en uso de sus facultades de que se halla investido.– CONSIDERANDO: Que en el año de 1934, primer centenario del nacimiento del ameritado guerrerense IGNACIO MANUEL ALTAMIRANO, no se honró debidamente su memoria por el Gobierno del Estado con un acto digno de la vida fecunda del gran maestro de la juventud mexicana, es de estricta

justicia moral reparar tan lamentable omisión, en términos que su nombre ilustre sea perpetuado para respeto y admiración de la posteridad, lo cual se satisface imponiéndole a una población del Estado, que tenga un seguro crecimiento y bienestar en lo porvenir y a este efecto, el pueblo de Pungarabato es el más indicado por sus magníficas condiciones naturales y comerciales, cuyo desarrollo actual es bastante para erigirlo en ciudad, estimulando así a sus habitantes a perseverar en sus esfuerzos nobles para mejorar a la población, bajo la égida del preclaro nombre del varón modelo de las virtudes cívicas y privadas que desde hoy en adelante quedará vinculado íntimamente a los destinos de ella y en este concepto ha tenido a bien expedir el siguiente:

.

DECRETO NÚMERO 33 

decreto-239x320ARTÍCULO ÚNICO.– Se erige en ciudad el pueblo de Pungarabato, cabecera de la Municipalidad de su nombre, imponiéndosele el nombre de CIUDAD ALTAMIRANO.– Este decreto comenzará a regir desde el primero de agosto de este año.– Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo de Chilpancingo, Guerrero., a los veinticinco días del mes de julio de mil novecientos treinta y seis.– J. I. Lugo.– El Secretario General de Gobierno.– Lic. Gabriel Parra.

 

Altamirano en el cine:

Dos de sus novelas merecieron la atención de cineastas: Clemencia y El Zarco.

En el cine mudo se filmó Clemencia, en febrero de 1921; Luis G. Peredo fue el director; la interpretó Honoria Suárez, que declaró haber trabajado con “resultados parciales”. En el cine sonoro, en noviembre de 1934, la dirigió Chano Urueta, la interpretaron Consuelo Frank (Clemencia), Julián Soler (Enrique Flores), Victoria Blanco (Isabel), Víctor Urruchúa (Fernando del Valle), Emma Roldán, Carlos López (“Chaflán”), Paco Martínez, César Rendón. Se estrenó el 20 de febrero de 1935 en el cine Palacio. La película tuvo crítica adversa.

El Zarco. Se filmó a partir de septiembre de 1957. La dirigió Miguel M. Delgado y fue estrenada en el cine Variedades. Fueron los intérpretes: Pedro Armendáriz (El Zarco), Rosita Quintana (Manuela), Armando Silvestre (Nicolás), José Elías Moreno (Martín Chagoyán), David Reynoso (El Chacal).