LADERAS INESTABLES. Observa las señales ante un posible deslizamiento.

Laderas Inestables

Una ladera es una superficie inclinada del terreno o un declive propio de las montañas, los cerros, las lomas o las sierras. La inestabilidad de laderas sucede por alguno o varios procesos, por eso es importante conocerlos y estar preparados. Sismos, Lluvias intensas, Actividad Volcánica o Actividad Humana.

¿Qué tipo de movimientos puede tener una ladera inestable?

Los caídos o derrumbes son movimientos abruptos de suelos y fragmentos aislados de rocas que se originan en pendientes pronunciadas y acantilados, por lo que el movimiento es de caída libre, rodando y rebotando. Los deslizamientos son movimientos de masas de suelo sobre una o varias supercies de falla. En ocasiones presentan síntomas como grietas y asentamientos antes de su movilización. Tienen alto potencial de destrucción. Los ujos son movimientos de suelos y/o fragmentos de rocas pendiente abajo de una ladera, en donde sus granos o fragmentos tienen movimientos dentro de la masa que se mueve o desliza. Casi siempre ocurren durante lluvias muy intensas, por lo que el material movilizado adquiere gran poder erosivo y velocidad, encausándose por barrancas, cañadas y valles, destruyendo y sepultando lo que encuentra a su paso.

La inestabilidad de una ladera sucede cuando…

  • El suelo se satura por lluvias intensas o por fugas de agua en tuberías, y se sacude a causa de sismos, actividad volcánica o vibración de maquinaria.
  • Sobrecargamos el suelo con construcciones.
  • Deforestamos el terreno.
  • Saturamos el suelo por ltraciones de fosas sépticas y aguas domésticas.
  • Hacemos cortes o excavaciones inadecuadas para la construcción de obras.
  • LADERAS INESTABLES NUEVO