Museos

La creación de museos en Guerrero es un medio que fortalece la identidad, son un instrumento que apoya al sistema educativo, son guardianes del patrimonio, son difusores de los valores, en suma son decisivos en la formación de una identidad y una conciencia histórica en la población.

Museo Regional de Chilpancingo.
Se ubica en pleno centro de la ciudad, el edificio anteriormente funcionó como palacio municipal. El inmueble es de arquitectura de estilo neoclásico de principios de siglo.

En su interior, conserva sus cuatro corredores con una fuente de cantera al centro. En los muros de los corredores existen los magistrales murales pintados por Roberto Cuevas del Río y Luis Arenal, quienes plasmaron bajo la técnica de vinílica la historia nacional, con alusiones a la historia de Guerrero y a la Revolución de Ayutla.

Descripción histórica.
El 20 de junio de 1986, el edificio que alberga al actual Museo Regional de Guerrero fue declarado monumento histórico, por el presidente de la República Miguel de la Madrid Hurtado, por tratarse de un bien nacional y por ser único en su género dentro de la cuidad de Chilpancingo. Este inmueble fue construido entre 1902 y 1906 durante el gobierno de Porfirio Díaz, quien con el objetivo de lograr aceptación y confianza por parte de los inversionistas extranjeros se dio a la tarea de crear una imagen acorde con los ideales de “orden y progreso”, poniendo gran interés en modernizar las ciudades de acuerdo a los modelos arquitectónicos franceses e italianos de la época.
Según algunas fuentes, el lugar donde actualmente se encuentra el museo, perteneció a la casa cural de la iglesia de Santa María de la Asunción, donde al parecer se retiró José María Morelos para escribir Sentimientos de la Nación, en 1813.

Museo de la Platería.
Ubicado en el inmueble conocido como el Patio de las Artesanías en la ciudad de Taxco de Alarcón se localiza este espacio museográfico destinado a ofrecer al visitante una visión de este arte.

Resultado de la unión de los esfuerzos de Antonio Pineda, reconocido platero taxqueño ganador de diversos premios tanto nacionales como internacionales, quien durante años dedicó esfuerzos y capital hasta lograr conjuntar una serie de piezas de plata de diversos autores logrando formar una magnífica colección representativa del arte de la platería nacional.

El gobierno del Estado ofrece todo su apoyo y recursos para la creación de este Museo y el Instituto Nacional de Antropología se encarga de aportar los servicios museográficos. Es Así como en 1988, durante la celebración de la Feria Nacional de la Plata se inauguró el Museo de Platería.

Al iniciar el recorrido de imágenes tomadas de algunos códices prehispánicos, nos muestran aspectos del trabajo de los metales en esa época, el cual logró grandes alcances entre las culturas indígenas, pueblos que en base de técnicas altamente perfeccionadas lograron grandes manifestaciones en los trabajos de vaciado, laminado, filigrana y la cera perdida, entre otros.

Representando estas labores encontramos una máscara que representa a Xipe-Totec, Dios de los orfebres, de las flores y la primavera.

Este Museo cuenta con una colección de piezas originales de Guillermo Spratling, artífice del desarrollo platero de Taxco al implantar, nuevos caminos (diseños, comercialización) para el crecimiento de esta industria.

El museo, en sus exposiciones muestra un traje de Charro, colección de Enrique Figueroa cuya botonadura es un bello ejemplo de la habilidad del artesano platero.

Una vitrina central custodia un tablero de ajedrez, obra de Antonio Pineda, impresionante por su diseño y elaboración en el cual las piezas representan el encuentro entre los españoles y la cultura indígena. Esta pieza ha logrado premios internacionales representando a la República Mexicana. Se puede admirar una serie de monedas de plata. Entre estas destacan las diseñadas y acuñadas por Filiberto Gómez en Campo Morado, Mor., a donde fue llevado por las fuerzas zapatistas durante la Revolución 

Museo de la Bandera
Siendo Iguala la ciudad que el 24 de febrero de 1821 vio nacer la primera Bandera Nacional, elaborada por el sastre José Magdaleno Ocampo, es también la ciudad que da albergue al Museo Histórico de la Bandera, ubicado en la plaza principal.Este espacio muestra una colección de réplicas de estándares significativos en la historia de nuestro país.

Se aloja en un pequeño recinto del Palacio Municipal, donde se exhiben réplicas de las banderas mexicanas usadas en las distintas etapas históricas por las que ha cruzado el país. En este sitio se encuentran algunos murales pintados con escenas históricas alusivas al tema.

Inicialmente se encuentran facsímiles de algunos códices: El Mendocino donde se representa la fundación de México Tenochtitlán; el Florentino que muestra el asedio de que fue objeto la ciudad; el Lienzo de Tlaxcala donde se admira a grupos militares aztecas con sus estandartes; el Azcatitlán que representa la llegada de Cortés a México y donde aparece un soldado que porta una bandera con el emblema del Espíritu Santo.

También se exhiben mapas que muestran los lugares donde se realizaron batallas a favor de salvaguardar nuestra soberanía.
Fotografías de personajes históricos: Juárez, Melchor Ocampo, José María Iglesias, Vicente Guerrero, Iturbide, etc.
Documentos: tales como leyes, reglamentos y el Acta de Independencia del 28 de septiembre de 1821, así como un escudo actual acompañado del decreto respectivo.

Siguiendo un orden cronológico entre las banderas podemos distinguir las siguientes: El estandarte utilizado por Cortés con la imagen de “María Santísima Coronada de oro y de doce estrellas“. El estandarte de la colonia virreinal y que aunque con algunos cambios se conservó durante 3 siglos de ocupación.

Asimismo, se exhiben mapas que muestran los lugares donde se realizaron batallas a favor de salvaguardar nuestra soberanía. Fotografías de personajes históricos: Juárez, Melchor Ocampo, José María Iglesias, Vicente Guerrero, Iturbide, etc. Documentos: tales como leyes, reglamentos y el Acta de Independencia del 28 de septiembre de 1821, así como un escudo actual acompañado del decreto respectivo.
Finalmente un mural, obra de pintores guerrerenses, nos ilustra las tres etapas definitivas en favor de la Independencia: La firma del Plan de Iguala, el Abrazo de Acatempan y la entrada del Ejército Trigarante.

Museo de la Historia Social de Taxco Siglo XX
Museo ubicado en la ciudad guerrerense de Taxco de Alarcón en la llamada Casa Borda, una construcción del siglo XVIII, mandada a construir por un minero que hizo fortuna en estas tierras, don José de la Borda, de donde toma su nombre.

La fachada principal del edificio da al zócalo, conocido también como Plaza Borda. La fachada posterior forma parte de la conocida Plazuela de Bernal y es en esta donde se encuentra el Museo. En este espacio se muestra al visitante el ser y el quehacer del pueblo de Taxco, que en el curso del presente siglo ha dejado testimonio de sus manifestaciones arquitectónicas que aunadas a sus reconocidos monumentos, le han significado sus características especiales a la ciudad.

Casa Museo Ignacio Manuel Altamirano
Situada en la ciudad de Tixtla, en la plazuela de Santiago Apóstol se localiza a la casa que habitaron, el escritor, caudillo y político liberal Ignacio Manuel Altamirano y su familia durante el siglo pasado.

Catalogado dentro de los Museos de sitio, la Casa Museo de Ignacio Manuel Altamirano, es el medio por el cual se rinde homenaje a este intelectual mexicano cuya obra rebasó los límites del país para obtener el reconocimiento internacional.

Este espacio contiene un acervo de textos históricos, en el que figuran obras de enciclopedistas y juristas liberales de su época.

La Casa Museo Altamirano tiene en exhibición una colección de objetos personales de Altamirano, entre los cuales se incluyen, su pistola, su espada y su bastón. Fotografías, bustos y esculturas, algunas de las cuales se encontraban en su tumba en San Remo, Italia.

En el recorrido por el Museo se puede observar un gran acervo compuesto por oleos, grabados, litografías y otras manifestaciones artísticas de su época.

También se pueden admirar monedas y estampillas conmemorativas. Así mismo, existe una colección de sus obras así como de la basta nómina de estudios relativos a su obra y su vida.

La Casa Museo de Ignacio Manuel Altamirano, es el medio por el cual se rinde homenaje a este intelectual mexicano cuya obra rebasó los límites del país para obtener el reconocimiento internacional.
Este espacio contiene un acervo de textos históricos, en el que figuran obras de enciclopedistas y juristas liberales de su época.

Museo del Palacio Legislativo
Este museo se encuentra en Chilpancingo de los Bravo, ciudad capital del estado, en el vestíbulo del actual palacio legislativo.
Este espacio está compuesto por dos áreas, en la primera muestra el Escudo Nacional, se localizan facsimilares de los principales documentos que durante la guerra de Independencia fueron expedidos en el hoy Estado de Guerrero, así tenemos: los Sentimientos de la Nación dado por Morelos y presentado en esta ciudad en el año de 1813 durante el célebre Congreso de Anáhuac, en él se exponen en forma precisa y sumaria los principios más avanzados de la guerra de Independencia.

En la segunda sala se muestran facsimilares de documentos trascendentales en el desarrollo del Estado. Al frente se exhibe el Escudo del Estado y el decreto para la erección del Estado de Guerrero, expedido el 27 de octubre de 1849 por José Joaquín de Herrera, entonces Presidente de la República.

Se exhibe en esta sala el facsímil del Plan de Ayutla, documento donde está suscrito el plan revolucionario en contra del gobierno de Santa Anna con el propósito de instaurar la República, adjunto se puede observar un facsímil de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuyas bases se localizan en el documento anterior, resultado del Congreso Constituyente reunido en la ciudad de Querétaro el 5 de febrero de 1917 y que contiene el proyecto mexicano de nación, producto de los anhelos del pueblo a través de canales democráticos.

Museo de la Minería
Realizado con motivo de la conmemoración de cinco siglos de la minería en México, este espacio museográfico se integra por tres salas; está ubicado en la comunidad de Tehuilotepec, municipio de Taxco. Se encuentra albergado en la casa que fue propiedad de uno de los primeros mineros de esta región: Don Manuel de la Borda.

En la sala que ilustra la minería prehispánica se puede observar a través de facsimilares de algunos códices, la habilidad, recursos técnicos y sensibilidad artística de los artesanos de la época, hace hincapié en el significado que tuvieron los metales para la conquista, se explica lo que fue la minería en esa época y del desarrollo que se logró con esta actividad en la economía de la Nueva España.

Existen ilustraciones de Colón, Cortés y un plano del rancho de Apetlanca Morelos en 1777; se muestra por medio de gráficas las leyes que han sido dictadas desde 1519 hasta nuestros días. Leyes como las dictadas por los Habsburgo y los Borbones.

A través de las vitrinas se exhiben títulos y documentos de compra y venta de minas; libros de ordenanzas y planos de yacimientos de minerales. Así como un tronco de árbol en forma de escalera que utilizaban los mineros antiguamente para bajar a las minas.

Bajo el tema de “la riqueza mineral de nuestro territorio” una sala muestra los diferentes sitios metalúrgicos, las diversas técnicas y procedimientos utilizados durante la extracción de metales, los procedimientos de selección, las labores de molienda y una tabla de estadísticas, son mostradas bajo el título: “la tecnología al servicio de la minería, la acompañan la ilustración de la Mina del Pedregal de Taxco en 1860.

Gente de este pueblo llegó a habitar en la Nueva España y el estado de Guerrero, asentándose en Taxco y principalmente en el poblado de Juliantla.

Museo de la Plástica
El acervo de este espacio está formado por una colección de grabados. Entre los autores se encuentran destacados nombres como: David Alfaro Siqueiros, Carlos Mérida, Rufino Tamayo, Chavéz Morado, Federico Cantú, Arnol Belkin, Posada, Julio Prieto, por mencionar sólo algunos.
 

Esta colección cuyo número supera los 1,200, ha sido conjuntada por el señor Amador Lugo, artista taxqueño, quien en un gesto generoso lo ha puesto a disposición del Gobierno del Estado, con el fin de fomentar la cultura en beneficio de la población guerrerense. Actualmente este número se ha enriquecido con aportaciones del Instituto de Artes Plásticas.

Museo Fuerte de San Diego
Del siglo XVIII. Edificado con el auge del comercio entre La Nueva España y la Nao de China. Con piezas y reliquias históricas. Espectáculo multimedia con la historia de Acapulco…

Este es el punto de partida de la historia guerrerense. Los indios yopes presentaron al conquistador español una heroica resistencia, ya vencidos comenzó la búsqueda por el dominio “del otro mar”, como lo definió Hernán Cortés, que es el océano Pacífico. En este punto geográfico principió el comercio con el Oriente, mediante las expediciones del Galeón de Manila o Nao de la China, a través de ésta, los productores españoles y americanos eran enviados al lejano Oriente y, a su vez, se recibían mercancías de aquellas tierras.
 
El original Fuerte de San Diego fue utilizado por mas de 150 años, antes que un terremoto lo destruyera en 1776. La nueva fortaleza que lo remplazara, se termino en 1783 y le fue dado el mismo nombre, y el mismo a sobrevivido hasta nuestros tiempos. El diseño arquitectónico único que contiene este edificio es él mas avanzado concepto de su periodo, Una característica que lo convierte a el en una pieza maestra de la Ingeniería Militar de su tiempo. Su diseño pentagonal facilita su defensa en todos los flancos, y el fuerte está rodeado por un foso seco. El fuerte podía albergar hasta doscientas tropas y podía tener un stock de provisiones suficiente y de municiones para ellos para soportar hasta un año. Adicionalmente, este contiene un eficiente edificio construido dentro de captación de lluvias y un sistema de almacenaje, a sí mismo contiene a su alrededor del patio principal un numero de cámaras acorazadas. Esta facilidad cubre una área total de alrededor de 30300 metros cuadrados. Cuando el fuerte no fue necesitado para confrontar a los ataques de los enemigos en su puerto. Fue usado para otros fines hasta 1986, cuando se convirtió en el Museo Histórico de Acapulco

Escenario de batallas marinas entre piratas y navegantes, la bahía de Acapulco, por su estratégica ubicación, sirvió para crear en el virreinato el Fuerte de San Diego,. Con forma pentagonal, el Fuerte de San Diego es una construcción de piedra, rodeada por un foso y múltiples recintos, estos muros y baluartes hoy albergan al Museo Histórico de Acapulco. El edificio fue testigo de la guerra de Independencia, durante ésta, ocupado por españoles, fue entregado a las fuerzas de José María Morelos y Pavón, después de un sitio que perduró por más de dos años, además cumplió funciones de vigilancia del puerto de Acapulco. Actualmente, el Fuerte de San Diego alberga entre sus muros exposiones permenantes y temporales, así como actividades musicales y teatrales.