Plan de Ayutla

Mural alusivo al Plan de Ayutla. Palacio Municipal de Ayutla de los Libres.

Plan político–militar; se proclamó en esa ciudad el 1 de marzo de 1854, en contra del gobierno de Antonio López de Santa Anna. El texto fue redactado en la hacienda La Providencia, por Juan Álvarez, Ignacio Comonfort, Trinidad Gómez, Diego Álvarez, Tomás Moreno y Rafael Benavides. Lo dio a conocer el coronel Florencio Villarreal. Es reformado en Acapulco, 11 días después, en una reunión de militares sostenida en la fortaleza de San Diego. Además de desconocer la autoridad de Santa Anna y a los funcionarios de su gobierno, el Plan de Ayutla establecía la forma de elegir un presidente interino y un consejo de Estado, así como el proceso para emitir un estatuto provisional, mientras tuviera lugar un congreso extraordinario encargado de elaborar una nueva Constitución.

 

Los principios enunciados por la revolución de corte liberal eran que la nación permaneciera indivisible e independiente, organizada en forma representativa y popular; por medio de un procedimiento semejante, los estados de la Federación crearían un estatuto provisional; el ejército sería conservado y atendido su reclamo; el comercio, protegido liberalmente en base a un arancel de aplicación también transitorio. Cesaban desde luego los efectos de las leyes correspondientes a los sorteos, pasaportes y sobre decapitación; quienes se opusieran a esta declaración, serían tratados como enemigos de la independencia nacional. El Plan de Ayutla obtuvo el apoyo inmediato de los pueblos de las dos Costas y el sur de Michoacán. La revolución se extendió a través de todo el país mediante la acción de las guerrillas. En la Ciudad de México fue proclamado la noche del 13 de julio de 1855, con algunas modificaciones. Al triunfar el Plan de Ayutla, se convocó en la capital del país al Congreso Constituyente de 1856, surgiendo en sus sesiones la Constitución de 1857.

 

Fuente

Enciclopedia Guerrerense. Guerrero Cultural Siglo XXI, A.C.