Taxco, Una Mina de Leyendas que Valen Plata.

No nos cansaremos en expresar categóricamente que Taxco es más que plata, una ciudad de museos y festivales, un rincón recolecto de América que enorgullece a los mexicanos, un pueblo que ha ido tejiendo sus leyendas, las cuales son narradas en los recorridos que hace la estudiantina para que los viajeros que pernoctan en esta ciudad conozcan sobre estas tradiciones e historia.

Una de las leyendas más contadas es el platero siniestro de Taxco, se inició en los tiempos en que se descubrían las vetas de plata. Cuenta cómo llegó un extraño personaje a la población de Taxco donde una tarde después de una ardua labor del descubrimiento de vestigios bajo las minas, vieron a lo lejos venir a un hombre de gran estatura, una larga cicatriz le cruzaba el rostro, vestía ropa desgarrada, y repentinamente se desvaneció sobre el suelo, con los labios secos y alargando su brazo solicitó ayuda, los mineros se le acercaron rápidamente con un recipiente con agua, lo reconfortaron y compartieron de sus alimentos. Lo que nadie supo es que este hombre murió en un derrumbe cayéndole encima además de escombros una pesada viga que le marco el rostro.

La leyenda del Cerro del Huisteco, que es muy conocida por que ahí se dan los jumiles, cuenta que a principios del mes de octubre sale a volar un pájaro, conocido como pájaro jumilero, cantando alegremente por el pueblo de Taxco anunciando la llegada de los jumiles, un insecto típico de la zona   donde incluso les dedicaron un templo. Popularmente se dice también que el que come jumiles regresa a Taxco y acaba por venirse a vivir aquí.

Otra popular leyenda es la del Puente del Diablo y  cuenta que hace siglos existían en los vericuentos de unas de las barrancas de Taxco, un matrimonio indígena con cinco hijos, siendo el primogénito un muchacho llamado Juan a sus 17 años se enamoró de una doncella hermosa, sin embargo, los separaba una barranca que el indígena tenía que atravesar para reunirse con ella, por lo que cada travesía era muy peligrosa.

Un día al borde del barranco estaba sentado un apuesto mancebo, quien al ver venir a Juan se levantó saludándolo por su nombre; Juan se asombró y le preguntó quién era, el desconocido, contestó que era un amigo que quería ayudarlo a pasar la barranca, se cuenta que este misterioso personaje era el diablo.

Estas son solo  algunas de las leyendas que se cuentan en las callejoneadas en Taxco de Alarcón, los recorridos se llevan a cabo todos los viernes y sábados y empiezan a las 8:00 de la noche partiendo de  Plaza Borda en el Zócalo para dar un recorrido por los principales callejones del Centro y la plaza de los gallos, casa roja y continúan caminando hasta llegar al punto de partida.

No pueden dejar pasar la oportunidad de acudir a estos recorridos con la estudiantina de Taxco, donde se van narrando pasajes de la historia y leyendas locales de la ciudad de la plata, que te dejarán lleno de misterio e intriga.

*Fuentes: Secretaría de Turismo SECTUR- http://www.gob.mx/sectur