Servir como órgano de control, seguimiento y evaluación de los programas sociales que se ejecutan en la entidad mediante la implementación de políticas y lineamientos generales para su planeación, integración y ejecución, coadyuvando así con el Ejecutivo y sus diversas dependencias y entidades de la administración pública estatal al correcto ejercicio de sus funciones en materia de programas sociales.