Poder Legislativo

Uno de los objetivos de la división de funciones o del poder en los estados modernos es la limitación y equilibrio del poder público. Así, el Legislativo, en la concepción clásica es el contrapeso de la actuación del Ejecutivo. Las legislaturas, cada una de ellas, es partícipe de un momento histórico particular, portadora de diversos reclamos y arena del debate y del diálogo constructivo. Esta visión es la única que garantiza que la consecución de un estado de derecho se garantice por la simple elección de los representantes y gestores ciudadanos.

Fortalecer este espacio de representación popular, en el más amplio sentido de la palabra, es fortalecer un estado de derecho, un estado que aspire a la satisfacción de las necesidades más apremiantes de su población.

Hoy, la legislatura local muestra las diversas tendencias políticas presentes en el estado de Guerrero. La integración del cuerpo legislativo ha dejado de ser unipartidista, diversas posiciones encuentran asiento en él y garantizan la representación de la sociedad guerrerense.

Luego de ciento cincuenta años de historia constitucional, al legislador guerrerense le toca la fortuna de colocarse en una situación privilegiada: la construcción en el estado suriano de un lugar que se caracterice, por una cultura democrática, donde prevalezca el estado de derecho y donde las mejores decisiones sean decisiones conjuntas: del pueblo y sus representantes.

A partir del 2009 se presenta un panorama de arduo trabajo para la legislatura local, dadas las abundantes reformas constitucionales y legales, con nuevas leyes en puerta. Es un reto enorme para los representantes de una sociedad que decidió, con sus preferencias político-electorales, integrar un Congreso plural y equilibrado.

 

Da un clic aquí y visita el Sitio Oficial del Congreso del Estado de Guerrero