Twitter RSS

Atoyac de Álvarez

Escudo: Partiendo del significado etimológico y tomándolo como “corriente de agua” o “lugar de río”, el glifo está representado por dos jeroglíficos; uno ilustra la montaña donde brota un río; el otro representa una construcción con un río al lado. El escudo está rodeado por lienzos con los colores de nuestra Enseña Patria; en el centro, dentro del color blanco, aparece el glifo. El centro lo ocupa la única torre; abajo aparecen varios elementos, tales como montaña, río y carretera. En el lienzo de abajo se aprecia la frase de don Juan Álvarez: “Pobre entré a la Presidencia y pobre salgo de ella”.

Toponimia: La palabra Atoyac deriva de los vocablos nahuas atl toyahul que  significa “corriente de agua”. Otra interpretación lo define como “Lugar del río”. El agregado de Álvarez se le dio en honor al general Juan Álvarez.

Medio Físico

Localización: El municipio pertenece a la región de la Costa Grande; se localiza al oeste de Chilpancingo, entre las coordenadas 17° 03’ 16’’ y 17° 33’ 01’’ de latitud norte, y los 100° 06’ 24’’ y 100° 32’ 36’’ de longitud oeste. Tiene una extensión territorial de 1688.4 km2, lo que equivale al 2.5% de la superficie total estatal. Colinda al norte con San Miguel Totolapan y Heliodoro Castillo, al sur con Benito Juárez, al este con Coyuca de Benítez, y al oeste con Tecpan de Galeana. Su cabecera municipal, del mismo nombre, se encuentra a 180 km de la capital del estado y tiene una altitud de 40 msnm.

Historia: No se sabe con precisión el origen de los primeros pobladores del municipio, pero existen vestigios arquitectónicos identificados que datan de los Siglos V y VII antes de nuestra era. Asimilaron elementos de las culturas olmeca y teotihuacana, sin embargo, algunos historiadores afirman que esta provincia estuvo dominada por los mexicas y que su capital se llamó Igualtepec. Según datos históricos, Atoyac fue fundada en 1498 y evangelizada a partir de 1555 por fray Juan Bautista Moya. Durante la Guerra de Independencia fue escenario para la conformación del ejército insurgente. En 1852, Atoyac es elevado al rango de ciudad, según el Decreto número 5 del H. Congreso local. En 1864, se constituye como municipio.

Personajes ilustres: Destacados oriundos de Atoyac son: Don Juan Álvarez Hurtado, Silvestre G. Mariscal, Eutimio Pinzón, Silvestre Castro García y Lucio Cabañas Barrientos.

Monumentos históricos: Jeroglíficos con las figuras de culebras que se localizan sobre el llano de Huapinol hasta el cerro de La Negra; figuras esculpidas sobre roca de granito, en las localidades de El Edén y El Paraíso.

Suelo: Predominan los de tipo chernozem o negro, café grisáceo, café rojizo, amarillo bosque, estepa praire o pradera con descalcificación.

Orografía: Este municipio es montañoso en su mayor parte, particularmente hacia el norte, sobre la Sierra Madre, en la que sobresalen las elevaciones siguientes: cerro de Teotepec o Montaña de Dios, considerada la mayor del estado, con una altitud de 3705 msnm, y el cerro de Tlacotepec o Montaña de los Hombres.

Hidrografía: Se cuenta principalmente con el río Atoyac, que tiene una cuenca de captación de 914 km2 y cuya desembocadura se ubica en el océano Pacífico. Además, en orden decreciente de importancia, se tienen los ríos siguientes: Las Delicias, El Grande, Santiago, Chiquito, Ixtla y Zacualpan.

Clima: Los climas predominantes son el cálido subhúmedo con lluvias en verano y el semicálido húmedo. El régimen de lluvias abarca los meses de junio, julio, agosto y septiembre.

Flora: Entre la más representativa de la sierra hay lirios, pascuas, mariposas, palo de arco, vara de estrellas, peinetas, etc. En la zona cálida, encontramos cacalosúchil, clavellinas, bocotes, quiebraplatos, parotas, cafeto y cuajinicuil.

Fauna: Es muy variada, hay armadillo, coyote, tlacuache, tigrillo, puma, venado, jabalí, tejón, zorro; y gran variedad de serpientes, escorpiones, lagartos, iguanas y diferentes tipos de aves.

Recursos naturales: El municipio cuenta con importantes recursos hidráulicos y forestales.

Población: El II Conteo de Población y Vivienda 2005, del INEGI, reportó para este municipio 58 452 habitantes, 28 419 son hombres y 30 033, mujeres. Entre 1995 y 2000, la población municipal decreció a una tasa media anual de 0.11%; de 2000 a 2005, a una de 0.96%. Su población es predominantemente joven, ya que el 45.8% es menor de 20 años.

Grupos étnicos: En el II Conteo de Población y Vivienda 2005, elaborado por el INEGI, se reporta que en el municipio de Atoyac habitan 610 indígenas que hablan tlapaneco o náhuatl.

Religión: La religión predominante es la católica, con un 88% de la población de 5 años y más; le sigue la protestante con 4.7%, y el 8.3% restante corresponde a diferentes grupos religiosos y a personas sin religión.

Salud: Se cuenta con un hospital general, una unidad móvil, una unidad auxiliar de medicina familiar del IMSS, una unidad de medicina familiar del ISSSTE, una unidad de consulta externa de la SEDENA y 25 establecimientos de primer nivel, que en conjunto disponen de 43 consultorios, 23 salas de expulsión, una sala de hidratación oral, un laboratorio clínico, un laboratorio de rayos X, una unidad dental, dos farmacias, dos equipos de ultrasonido, 30 camas hospitalarias y 77 camas no censables. En recursos humanos, cuentan con 59 médicos generales, 19 especialistas y 91 enfermeras.

Fiestas y tradiciones: De sus festividades más importantes podemos citar la conmemoración de la Semana Santa, los festejos a la Virgen de Guadalupe y a Santa María de la Asunción; el natalicio de don Juan Álvarez Hurtado y la creación del municipio.

Turismo: Entre los atractivos turísticos están la iglesia de la Asunción, la ex fábrica textil de El Ticuí, el balneario La Presa y una laguna en la localidad de Zacualpan.

Trajes típicos: Por lo general, los habitantes del municipio visten ropas de vivos colores o de color blanco, hechas con telas ligeras debido a las altas temperaturas.

Artesanías: Sobresalen la orfebrería, la pirotecnia, los artefactos de madera, de palma y de barro.

Gastronomía: Sobresalen los mariscos y la variedad de pescados; el relleno de puerco o de chivo, la iguana en chilatequile y el adobo. Entre las bebidas típicas podemos mencionar la tuba, el chilate y las aguas de frutas de la región.

Fuente

Enciclopedia Guerrerense. Guerrero Cultural Siglo XXI, A.C.