Cutzamala de Pinzón

Toponimia: La palabra Cutzamala proviene del náhuatl y traducida al español  significa “lugar de comadrejas”; en algún tiempo sus pobladores la denominaron Apatzingán, que es una palabra purépecha que tiene el mismo significado.

Otra versión sostenida por Antonio Peñafiel en su nomenclatura geográfica, señala que deriva de cutzamallot palabra de origen náhuatl que significa arcoiris.

Medio Físico

Localización: El municipio de Cutzamala de Pinzón se localiza al noroeste de la capital del estado en la región de la Tierra Caliente. Se encuentra a 300 kilómetros de distancia aproximadamente sobre la carretera Chilpancingo – Iguala – Ciudad Altamirano – Toluca. Se localiza entre los paralelos 18°24´ y 18°56´ de latitud norte y 100°28´ y 100°48´ de longitud oeste, respecto del meridiano de Greenwich. La cabecera municipal se localiza a los 263 metros sobre el nivel del mar.

Cutzamala

Historia: En 1810, tiene lugar la primera batalla de la Guerra de Independencia en la región; Cutzamala, que era el principal reducto de los españoles, fue escenario de importantes acciones militares y terminó incendiada por los insurgentes, que ganaron el combate. Al crearse la provincia de Tecpan en 1811, Cutzamala quedó integrada parcialmente a ella y formó parte del itinerario del Primer Congreso de Anáhuac, en su paso hacia Valladolid. En 1813, Morelos reúne en Cutzamala a las tropas de Galeana, Bravo y Matamoros, con la finalidad de formar un solo grupo y atacar Valladolid, para posesionarse de esta ciudad. En 1815, Morelos pasa por Cutzamala acompañado por Cos y Lobato, en donde festeja solemnemente el Día de Corpus, oficiando en el evento religioso un fraile llamado Tomás Pons, quien le obsequió a Morelos un banquete en el mismo pueblo.

Personajes ilustres: Eutimio Pinzón, insurgente; Luciano Pérez, insurgente; Julián Vázquez, insurgente y ex presidente municipal de Cutzamala; Eusebio Santamaría Almonte, médico, periodista, poeta y revolucionario; José Albarrán, compositor, actor y cantante.

Monumentos históricos: El templo parroquial de la Asunción de María, ubicado en la cabecera municipal, es una construcción colonial edificada entre 1554 y 1557 por iniciativa del fraile agustino Juan Bautista de Moya. El monumento, que guarda los restos del general Eutimio Pinzón, se considera también de trascendencia histórica.

Suelo: Los tiene de tipo chernozem o negros, aptos para la agricultura, y los estepa praire o pradera con descalcificación, propios para la ganadería.

Orografía: Los altos relieves existentes en el municipio forman parte de la sierra de Zacualpan, que proviene del Nevado de Toluca y se adentra en el municipio, hasta la depresión del río Balsas. En general, presenta tres tipos de relieve: los planos, con el 70%; los semiplanos, con el 20%; y los accidentados, con el 10% del territorio. Destacan por su altura los cerros de Tres Piedras, Las Campanas, Cerro Prieto, El Salto, Azul, Abadelista, Atotonilco y Huacamaya.

Hidrografía: El río principal es el Cutzamala, cuyo gasto máximo es de 2793 m3 por segundo, y un mínimo de 70 m3 por segundo. Existen en el municipio dos ríos más de caudal permanente: Bejucos y Cutzamala Grande, así como dos arroyos llamados El Picacho y Palo Gordo.

Clima: Predomina el cálido subhúmedo, con temperaturas que van desde los 24 a los 34 °C, registrándose las más altas de marzo a junio. El periodo de lluvias es de junio a septiembre y la precipitación pluvial varía de 884.7 a 1000 mm.

Flora: La vegetación predominante en el municipio es la de selva baja caducifolia, con especies de mezquite verde y huizache; existen también las siguientes variedades de árbol: cueramo, sabino, parota, cascalote, brasil, cirián, zopilote y cuitaz.

Fauna: La fauna existente es la misma que hay en toda la región de la Tierra Caliente; abundan cuinique, tejón, zorrillo, mapache, víbora de cascabel, coralillo, iguana, ratón de campo, zanate, paloma silvestre, gavilán, venado y pequeños felinos.

Recursos naturales: El municipio, a pesar de contar con yacimientos minerales de cierta importancia, no tiene explotación o producción minera actualmente.

Población: El II Conteo de Población y Vivienda 2005 registró 20 730 habitantes, de los que, 9902 son hombres y 10 828 mujeres. Esta cifra corresponde al 0.6% del total estatal.

Grupos étnicos: En este municipio predomina el mestizaje. En 2005, el INEGI reporta sólo 21 habitantes que hablan alguna lengua indígena.

 Religión: Un porcentaje mayoritario de la población practica la religión católica; aunque cada vez existen más sectas cristianas o de otra índole que están haciendo acto de presencia en las localidades, tratando de lograr adeptos, aproximadamente del 5 al 10% de la población, practica este tipo de religiones.

Salud: Cuenta con 15 unidades médicas de primer nivel, una del IMSS, 2 del ISSSTE, y 12 de la Secretaría Estatal de Salud. Hay 17 médicos y 9 casas de salud en pequeñas localidades rurales, atendidas por auxiliares de salud.

Fiestas y tradiciones: Las fiestas religiosas más populares son las de la Asunción, el 15 de agosto, que se festeja en la cabecera municipal; la de San Rafael, que celebran el 24 de octubre en el poblado de El Capire. Estas celebraciones dan lugar a ferias con juegos mecánicos, bailes para la población, jaripeos y peleas de gallos.

Turismo: Las presas que existen en el municipio son usadas como balnearios y para la práctica de la pesca.

Trajes típicos: Los varones, al igual que en toda la Tierra Caliente, usan el sombrero tlapehualense, que caracteriza al calentano en general. También es común el uso de huaraches, hechos en múltiples talleres de la región, tanto por su relativo bajo costo, como por el clima imperante.

Gastronomía: Barbacoa de res o chivo, mole verde guisado con semilla de calabaza con carne de puerco, pollo o guajolote, tamales nejos.

 Fuente:

Enciclopedia Guerrerense. Guerrero Cultural Siglo XXI, A.C.